sábado, 4 de agosto de 2012

El único camino


Romped las radios y las televisiones.
Dejad de leer los periódicos.
Huíd de los bares, de la risa estúpida, del pensamiento programado.
Dejad de mirar la carne. Abandonad todo deseo.
Coged el Evangelio y leed. Orad sin pausa.
Anhelad la llegada del que ha de regresar.
Aislaos y seréis libres.

J. C. Laínez, en agosto de 2012.


Aunque tal vez... era pura vanidad y estupidez. Ésta es su última entrada.
Yeshúa sólo y primero.